jueves, 2 de febrero de 2012

LA PASION ES ROJA

Son las doce y media de la noche solo quedamos los de sucesos. Las linotipias se callan. El periódico ha cerrado a las diez. Se me hizo tarde. Todos se han ido menos yo. Siempre con la misma canción cuando hay fiambre hay que pasarse por la morgue y traer el reportaje. El morbo es lo que vende. Bueno se acabó me voy a la calle a dar vueltas perdiéndome por los tugurios donde se practica el arte de volar las fantasías. Vaya casualidad ahí están los de deportes con las del corazón. Será por lo de la resistencia en el juego del amor. Cansado del recorrido me voy al tablao donde bailan las pasiones. Entro. Atravieso el portal con el agua que bendice. Miro adelante y vislumbro un ambiente de fragor. Arriba en el altar está ella con su energía y pasión. Abajo rezan guitarras, suena el coro de las palmas y canta la devoción. Arriba en su cara el misterio, en sus manos la caricia y en sus piernas la evasión. Su gesto es mi deseo. Su postura la insinuación en el volar de su vestido.

Me paro a pensar. Nunca creí que la volvería a ver. La última vez que nos juntamos se escribió un episodio en el libro de mi vida. Es la página que se escribe cuando emerge la pasión que llevas dentro y sientes la satisfacción que se escapa sin control. El alma va hacia el edén junto a Eva convertida en la figura arrastrada. Te envuelve, te engulle, te ahoga y te destroza. Te derramas y gritas. Susurras. Y nadie acude. El silbido. La serpiente hiberna.

Y si vuelvo. Entonces la aventura es desventura.

Prefiero describir los recuerdos cuando me adentro en el sueño. Las medias que acarician sus piernas suben hacia el refugio del rojo de su color que bordea sus caderas. Mis ojos van detrás hasta encontrar el cobijo. Es fuego lo que siento cuando miro sus pies frenéticos que rebotan sobre agujas. Agujas que clavan mi alma donde el fuego del deseo ya se apaga y extenúa.

Déjala estar en el recinto sagrado donde se vive la gloria y se transita a la tierra. Cuando el fuego avive yo volveré a buscarla.

Chema Menéndez

19 comentarios:

  1. Precioso querido amigo!!, te vas superando cada día mas con la profundidad de tus relatos... un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marí y que sigas con tus excelecias en el Reiki.

      Eliminar
  2. chema!! no te imaginas cómo nos dejas por aqui...nos activas la imaginación de una manera tan sutil!

    Palabras inspiradoras, con mucha verdad y de corazón

    Un fuerte abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cristina por tus palabras y enhorabuena a todas las que participáis en Respiro y Luz en una labor tan maravillosa que da la vida.

      Eliminar
  3. Amigo Chema: eres un "POETAZO" (aumentativo de poeta). Me ha encantado este relato. Involucra y hace sentir a uno lo que tú estás describiendo.
    Me gusta mucho.
    Un abrazo.
    Esteban

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Estebán tu también pones tu arte en la vida.

      Eliminar
  4. Es innegable que progresas más que adecuadamente en esta nueva faceta literaria. Preciosa y envolvente descripción de un arrebato de pasión...
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el halago y seguiré aprendiendo de los que saben.

      Un beso especial.

      Eliminar
  5. Te envuelve, te engulle, te ahoga y te destroza. Te derramas y gritas. Susurras. Y nadie acude.
    Muy, muy acertado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rita tu también puedes aportar tus grandes ideas y relatos a nuestro colectivo

      Eliminar
  6. Estupendo lo bien que transmite. He llegado a través de 20Blogs y ciertamente ha sido un placer. Buen relato.
    Saludos cordiales.
    Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.Ramón aunque no nos conocemos estuve viendo tu blog de técnicas de photshop y me pareció muy interesante.

      Eliminar
  7. Grand poète contemporain, c'est très joli.Une bise .

    ResponderEliminar
  8. Te conoci que eras un esperto de la musica( guitarra).
    Despues te metiste a la pintura, con cierto esito.
    Mas tarde a redactor,actor,y poeta.
    Chema te estas haciendo un ICONO del arte.
    Un abrazo
    Julian

    ResponderEliminar
  9. Paso a agradecer tu visita a mi blog y tu amable comentario.
    Si el personaje de la historia que publico lleva la S en el pecho, tú llevas la A de "artista".
    Tu relato me ha hecho regresar a mi pasado de forma tan vívida...!

    Hasta pronto, Chema. Saludos decadentes.

    ResponderEliminar
  10. Chema, esto es una prueba. Veo que avanzas a un trabajo por mee. ¡Muy bien!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Bravo Chema, una alegoría perfecta y con clase.

    ResponderEliminar
  12. Chema! ¡Me encantó! Quizás porque nací en Argentina pero mi sangre es española (por parte de madre)y mi vida está mas en España que aquí (a veces, se vive más desde la emoción que desde lo concreto). Es mi sueño de toda la vida, terminar viviendo en tu magnífico país.¿A qué viene todo esto? A que tuve la dicha de viajar hacia allí y conocí Granada. Mientras leía me trasladé a las Cuevas adonde me volviste a llevar con esta prosa. ¡Gracias, amigo! ¡Maravilloso!

    ResponderEliminar