jueves, 1 de marzo de 2012

POEMA AL MAESTRO Antonio Marín Montero



Un anhelo

Desde Granada se escucha

el son de las chirimías

a Tenerife despierta el sentimiento dormido

en busca voy de un anhelo.


A la puerta de la Alhambra

brilla el oro por el Darro

en la cuesta del Caidero

ha nacido una guitarra.


Causa la admiración

con su vestido de cedro

de palo santo bordado

que Marín la modeló.


La recojo entre mis brazos

la acaricio con mis dedos

el saber del buen maestro me enseñará a educarla

que no hay delicia mayor allá por el Albaicín que el sonar de una guitarra.


Cuando vuelva de regreso dejaré atrás la gloria, los trémolos de la Alhambra, los rezos de los gitanos, las palmas, el cajón y el cantar de Camarón.

Chema Menéndez

Granada 8 de febrero de 2012

8 comentarios:

  1. Fue un momento emocionante e inolvidable!

    ResponderEliminar
  2. Comparto contigo esa emoción que te embarga, cortándote la respiración.

    Ningún lugar en el mundo tiene el embrujo de Granada.

    Que momentos tan maravillosos vivi allí. Que buena época.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos.Es verdad Granada es la vida.

      Eliminar
    2. Gracias Carlos.Es verdad Granada es la vida.

      Eliminar
  3. Me gusta mucho. Abrazos, Susan

    ResponderEliminar
  4. De Tenerife a Granada
    Fuiste a buscar guitarra
    Por el amor del Arte
    Fuiste hasta la Alambra
    Julian

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué hermosa poesía, Chema! Emocionante. Yo estuve en Granada hace muchísimos años. Era demasiado joven como para apreciarla como se merece, pero igual me quedó la visión, plena de luces y suaves sombras, de la Alhambra. La magia...la belleza...y su gente amable.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sylvia muchas gracias.
      Ahora si que eres joven de verdad.
      Un abrazo

      Eliminar